Carillas dentales

Las carillas dentales son unas finas láminas de porcelana, de aproximadamente 0,3-1mm de espesor, que se colocan cubriendo toda la superficie anterior de los dientes, estas se unen fuertemente al diente. Este tipo de tratamiento se emplea fundamentalmente para enmascarar tinciones severas de color de los dientes, que no pueden tratarse mediante el blanqueamiento convencional. También se emplean para disimular alteraciones en el tamaño o forma dentarias, consiguiendo el aspecto más ideal del diente.

Sus principales ventajas son su poder de adhesión, resistencia a la abrasión y gran sensación estética. Prácticamente no hay que reducir el diente para colocarlas. Una vez cementadas, el paciente puede comer con normalidad.

carillas-dentalesSe utilizan 2 tipos de carillas

    • Porcelana

      No se desgastan con el tiempo, no pierden el brillo y mantienen intacto su color. Su principal inconveniente es que en ocasiones hace falta reducir ligeramente el esmalte y requieren al menos 2 sesiones.

  • Composite

    Se realizan con el material con el que se hacen los empastes. Con el paso del tiempo se deterioran, pierden el brillo y se oscurecen. Tienen conservar íntegro el esmalte. Además se realizan en una sola sesión.

Tratamiento

Es sencilla. El diente o los dientes que vayan a recibir una carilla se rebajan levemente en su parte frontal, del orden de 0,3-0,5 mm. Tras la preparación se toma una medida muy precisa con silicona, la cual se mandará al laboratorio, donde técnicos especializados confeccionarán la carilla mediante un moderno sistema de inyección o colado de la porcelana. Terminada la carilla, se realiza la prueba de adaptación, y si ésta es válida se procede a colocar la carilla con un adhesivo especial. El proceso en su totalidad dura unos pocos días.

¿Quién puede llevar carillas?

Lo más importante es un correcto diagnóstico, en el cual se decide cual es el mejor tratamiento para cada caso. No todos los pacientes son subsidiarios de un tratamiento con frentes de porcelana. Los casos de apiñamientos severos o defectos en la relación de las arcadas dentarias pueden contraindicar este tratamiento.. No obstante, existe la alternativa de las coronas completas de porcelana.

Duración

Depende de los hábitos del paciente. Con un correcto cuidado, en el que es necesario una correcta higiene y tratamiento adecuado por parte del profesional, pueden durar mucho tiempo, son tratamiento a largo plazo.